1   +   4   =  

La Ciudad de México se caracteriza por tener monumentos que son históricos, imponentes y visita obligada en tu paseo por esta bella urbe. El Ángel de la Independencia, es por mucho el monumento más emblemático y chulo de México, ubicado sobre Paseo de la Reforma ha sido durante más de 100 años testigo de eventos musicales, culturales y deportivos. Conoce los detalles históricos y arquitectónicos que lo hacen uno de los más bellos del país.

Símbolo de Independencia

Santa Anna propuso su construcción para ubicarlo inicialmente en lo que hoy es el Zócalo, pero el poco presupuesto no lo permitió; después, Maximiliano de Habsburgo intentó de nueva cuenta construirlo, pero la situación política y económica de México provocó que se postergara. Fue hasta el mandato de Porfirio Díaz que se consolidó el proyecto.

Su construcción se llevó a cabo en dos periodos, el primero de 1900 a 1906, aquí se inició su edificación, pero debido a problemas con la resistencia del suelo (comenzó a hundirse el primer monumento), se tuvo que realizar otro tipo de cimentación. Fue en el segundo periodo de 1908 a 1910 donde se concretó el proyecto, y se inauguró el 16 de septiembre de 1910.

Angel Independencia2

Bellos detalles escultóricos destacan en su alrededor

Belleza arquitectónica

El Ángel de la Independencia o la Victoria Alada está inspirada en Niké –la diosa griega de la victoria– y está hecha de bronce y bañada en oro. En la mano derecha porta una corona de laurel, símbolo de la victoria, y en la mano izquierda una cadena rota de tres eslabones que representa los tres siglos de dominio español.

Cronistas de la época relatan que Díaz colocó en los cimientos un cofre con su retrato, el acta de Independencia, monedas de la época y una copia del título profesional del arquitecto Antonio Rivas Mercado

Debajo de ella está el mirador, localizado a 45 metros de altura, y al cual puedes subir con un permiso especial. Su columna es de acero y está cubierta por cantera de Chiluca, tiene esculpidas guirnaldas de encino y medallones de flores. En dos de esos anillos están los nombres de ocho héroes de la Independencia: Iturbide, Allende, Mier y Terán, Galeana, Victoria, Rayón, Matamoros y Aldama.

Angel Independencia3

Apoteosis del Padre de la Patria

Al pie de la columna, dos coronas: una simula la piel de una serpiente y la otra un laurel. En el pedestal está la Apoteosis del Padre de la Patria. La estatua de Miguel Hidalgo sostiene una bandera; a sus pies, la musa de la historia escribe nuestra Independencia y la musa de la patria le da a Hidalgo una corona de laurel. Lo escoltan José María Morelos, Francisco Javier Mina, Nicolás Bravo y Vicente Guerrero.

Angel Independencia4

La alegoría del león jalado por un niño representa la fuerza guiada por la inteligencia

El sello Rivas Mercado

La entrada a la columna luce un medallón con la imagen de Alicia Rivas, hija mayor del arquitecto Rivas Mercado. A unos pasos de la entrada se encuentra la imagen de Guillen de Lampard, un irlandés que según historiadores en 1642 trató de independizar a la Nueva España antes que nadie. En el interior se resguardan desde 1925 los restos de Guadalupe Victoria, Guerrero, Andrés Quintana Roo, Leona Vicario, Pedro Moreno, Víctor Rosales, Mina, Hidalgo, Allende, Aldama, Jiménez, Morelos, Bravo y Matamoros.

Angel Independencia5

Medallón que simboliza la República Mexicana

Cae el Ángel de la Independencia

El 28 de julio de 1957 un sismo de magnitud 7.8 lo derrumbó provocando daños en la escultura, por lo que se tuvieron que reconstruir pies, busto y cabeza. Tras su caída estuvo cerrado por más de 40 años y se abrió de nueva cuenta al público en la década de los 90.

Angel Independencia6

Conoce la cabeza original en el Archivo Histórico de CDMX

El Ángel de la Independencia pesaba siete toneladas antes del temblor, ya que estaba hueco, a raíz de su caída se decidió unirlo a la columna y rellenarlo, por lo que su peso se incrementó a 15 toneladas

¿Quién es la musa convertida en la Victoria Alada?

Existen dos versiones: la primera, se trata de la señora Ernesta Robles Soto, una costurera que llamó la atención del escultor Enrique Alciati al conocerla en un salón de baile de aquella época; la otra versión se trata de Ana María Mazadiego Fernández, secretaria del general Díaz.

Sube al mirador

Todos, nacionales y extranjeros, pueden subir al mirador. Solo debes presentar 3 copias de tu IFE o pasaporte, así como una carta explicando los motivos por los que deseas subir. Por el momento el mirador se encuentra cerrado hasta nuevo aviso, tras el temblor del 19 de septiembre de 2017.

Fuentes: Proyecto 40, CNN.

Redacción: equipo México Chulo.