Publicidad

La ruta de los cenotes de Homún es uno de los secretos de Yucatán. Este pequeño municipio alejado del radar turístico tiene alrededor de 10 cenotes. Aquí llegan vacacionistas nacionales y extranjeros que buscan experiencias distintas a los tradicionales tours. Y la recompensa a ese espíritu aventurero es grandiosa. 

Súbete a mi moto

El transporte típico de Homún son los mototaxis, y es en estos singulares vehículos como se llega a los distintos cenotes. Al contratar a un mototaxista uno obtiene los servicios de guía, chofer y cuidador de mochilas (no hay casilleros ni guardarropa), todo por la módica cantidad de $250 – $300 hasta por 5 personas, que es el cupo máximo del vehículo.

Para los mayas, los cenotes eran sitios sagrados que daban acceso a otro mundo.

Una vez arriba del mototaxi comienza la aventura. Estos vehículos no son más que un híbrido entre una motocicleta y un triciclo —sí, esos donde se transportan los garrafones de agua, la canasta de pan o los tamales— al que se le adaptan asientos de madera.

Publicidad

Mototaxis en Homún

Y ahí va uno feliz como tamalero, disfrutando la brisa que golpea el rostro y apacigua el calor deliciosamente, sobre un camino de terracería y bajo un cielo azul y algodonado. Conforme se avanza, la ansiedad y la expectativa aumentan, y es que resulta sorprendente pensar que debajo de ese suelo seco y quebrado por el sol se encuentran estos pozos extraordinarios de agua cristalina.

Camino hacia los cenotes

Cenotes de Homún, un paraíso subterráneo

La entrada a cada cenote cuesta entre $30 y $40, y el tiempo de permanencia es libre. Los guías te mostrarán una carpeta con fotos de todos los cenotes para que tú elijas cuáles conocer. Pueden ser hasta 5, pero como dice el refrán: el que mucho abarca, poco aprieta, y visitar tantos en un solo día resulta apresurado y desgastante.

Todos los cenotes de Homún tienen su encanto, pero los que más te recomendamos son Canunchén, Hool Cozón y Yaxbacaltún.

Canunchén es un cenote cerrado al que se accede por una angosta escalera metálica. En paralelo bajan también las enormes raíces de un álamo, un árbol presente en la mayoría de los cenotes. Al interior hay 2 pequeñas plataformas desde donde la gente puede tirarse clavados de manera muy segura.

Publicidad

Cenote de Canunchén (foto tomada de internet)

Hool Cozón es uno de los cenotes de más reciente apertura. Tiene una mayor profundidad, por lo que hay que descender dos escaleras. En medio de la bóveda hay un agujero por donde entra la luz del sol que ilumina justo el centro del cenote. La sensación de estar dentro de esta milenaria caverna es indescriptible.

Cenote Hool Cozón

Yaxbacaltún es por mucho el cenote más bello y espectacular de la región. Es un cenote semiabierto de aguas diáfanas y tonos azul turquesa. Nadar en esa enorme piscina natural es un privilegio al que muy pocos tienen acceso; de hecho, es el que recibe menos gente, pues se encuentra más alejado que el resto de los cenotes.

Cenote de Yaxbacaltún

El lugar tiene cierto aire de misticismo que transmite mucha paz. En la parte donde pega directamente la luz del sol se pueden ver pequeños peces, y si te quedas quieto por un momento, estos comienzan a darte “masaje” en los pies, aunque en realidad lo que hacen es comerse las células muertas. La experiencia es memorable.

Yaxbacaltún entrada

Sin lugar a dudas, conocer un cenote y sumergirse en sus aguas cristalinas es algo que debes anotar en tu lista de cosas por hacer alguna vez en la vida.

Publicidad

¿Cómo llegar a los cenotes de Homún desde Mérida?

La mejor manera de visitar estos cenotes es en transporte público. El viaje de Mérida a Homún se hace en una hora aproximadamente, ya sea que tomes un autobús en la terminal Noreste (calle 50 esquina con la 67, en el centro de Mérida), o uno de los colectivos (vans) que salen enfrente de esa misma estación, sobre la calle 67.

Los cenotes son pozos naturales de agua dulce conectada a través de ríos subterráneos, son sitios mágicos de una belleza extraordinaria.

La opción más recomendable son los colectivos, ya que estos parten cada 20 o 30 minutos, en cuanto se ocupan todos los lugares, mientras que en línea de autobuses solo hay algunas corridas, y si existe mucha demanda es probable que te toque hacer el viaje de pie, aunque hayas comprado un boleto con asiento numerado.

En la península de Yucatán se tienen registrados alrededor de 2500 cenotes, aunque se calcula que puede haber hasta 10 000.

Publicidad

La estación de autobuses está a 20 minutos caminando desde la catedral, y aunque las calles que se atraviesan no son precisamente las más bellas de la ciudad (es una zona comercial ruidosa y descuidada), no vas a tener ningún inconveniente en llegar. Si tu presupuesto es holgado toma un taxi, pero considera que cobra igual o tal vez más caro que un Uber, y es angustiante ver cómo cambia el taxímetro a un ritmo vertiginoso.

Ahora que ya sabes cómo llegar, ¿qué esperas para comprar un boleto de avión a Mérida y visitar estas increíbles bellezas naturales?

Escrito por: Jonathan Aguilera

Publicidad