¡En serio, qué lindo es este lugar! Es uno de los barrios más bellos y visitados en CDMX. Aquí en el día se respira un aire de calma y tranquilidad para disfrutar en familia, y por la noche es una muy buena opción para disfrutar con los amigos, así que escápate a Coyoacán, camínalo sin prisas y disfrútalo a tus anchas.

Mercado de Coyoacán

Es el típico mercado de la zona, pero tiene un área de comida con muy buenas opciones. Cuando lo visites haznos un favor y cómete unos deliciosos tacos de carnitas de El Charro, los de achicalada y falda son muy buenos. Ahora que si lo tuyo son las ´kekas´, el puesto de Lucha ofrece unas muy ricas –aunque algo caras–; en sí, Coyoacán es un lugar caro, así que tómalo en cuenta.

Coyoacan2

Acompaña tus tacos con un rico chicharrón

Aquí vivió `Friducha´

Uno de los lugares más visitados en Coyoacán es la famosa Casa Azul donde vivió Frida Kahlo. Este museo muestra lo que fuera la casa de la pintora, aquí se exponen algunos cuadros y objetos personales. Este museo está tan bien montado que pareciera que ella aún la habita. La Casa Azul es una parada de cajón si vas a Coyoacán por primera vez. Trata de llegar temprano y no te desesperes si ya hay una larga fila para entrar, es normal.

Coyoacan3

Aunque la fila suele ser larga, no desesperes, valdrá mucho la pena

¡Camínalo!

Lo padre de este barrio es que se puede recorrer paso a pasito y disfrutar de todo lo que ofrece. Admira sus casonas y fachadas antiguas, disfruta sus calles adoquinadas y callejones, entra a chacharear a sus diferentes mercados, visita sus bazares con productos artesanales y siéntate todo el tiempo que quieras en el Jardín Hidalgo, su plaza principal.

Sus calles adoquinadas le dan ese toque pintoresco

Aquí siempre hay mucho qué ver: el globero, los que venden burbujas, los danzantes y artistas urbanos que hacen pequeños espectáculos; en algunas ocasiones hay verbenas o exposiciones temporales. La parroquia de San Juan Bautista es majestuosa, te recomendamos admirar todo su imponente interior, –si la visitas cuando se está metiendo el sol, observa bien los murales del techo, la luz del sol que atraviesa las ventanas les da un efecto impresionante–.

Coyoacan8

Siéntate en sus bancas y disfruta de todo a su alrededor

Café para todos

Coyoacán tiene muchos lugares para tomar café, el más tradicional es el Jarocho, ubicado en Allende y Cuauhtémoc, no es nuestro favorito, ya que el café a veces está quemado y te lo dan hirviendo –así que deberás soplarle un chingo antes de poderlo tomar–. Cocoa es otro buen lugar para tomar café, uno está ubicado en Francisco Sosa y el otro Xicoténcatl. El café es rico y te lo pueden preparar con leche de coco, soya y almendra; aquí nos gustó mucho el expreso cortado y la soda italiana de mango. Finalmente, el ganador fue Café Avellaneda, ubicado en la calle de Higuera, esta cafetería de especialidad tiene todo para que seas feliz: buen café, una pequeña barra, wifi y una tranquilidad única, eso sí, los tamaños son pequeños y más costosos.

Capuchino de Avellaneda

Dulce, salado, picoso…

Parte del encanto de este antiguo barrio es que en sus calles encuentras puestos que venden de todo para comer: elotes o esquites, churros rellenos –los de lechera son riquísimos–, chicharrones, papas, alitas al carbón –pídelas con barbecue–, doraditas con nopales y salsa roja picosa, hot dogs y gorditas de nata. Cuando creas que ya no puedes comer más llegarás a otro puesto que seguro se te antojará, así que no te hagas de la boca chiquita y éntrale.

Jardín Centenario

Y al caer el sol

Coyoacán también ofrece lugares para echar tragos, como El Hijo del Cuervo, que siempre está hasta el copete, pero con buena cerveza obscura de barril a precio terrenal –o sea, barata–; la Coyoacana –un clásico de Coyo– es cara, pero tiene mariachi a toda hora, así que la fiesta está asegurada. Si te gusta el mezcal, la Celestina ofrece unos cocteles ricos, aunque el lugar es minúsculo, por lo que siempre está lleno. Y si gozas de buen presupuesto, lánzate a los Danzantes, ellos tienen coctelería elaborada con su propio mezcal Los Danzantes –bastante bueno por cierto–, además tiene una muy buena vista al Jardín Centenario y la Fuente de los Coyotes.

Créenos, seas de aquí, de otro estado o de otro país, Coyoacán es un sitio de debes conocer para decir que sí visitaste Ciudad de México, es un lugar turístico al que querrás regresar siempre.

 

Redacción: equipo México Chulo