El parque Masayoshi Ohira tiene todo lo que uno esperaría de un parque japonés … y más. Su encanto no solo radica en su diseño oriental (con abundante vegetación, caminos de piedra, un riachuelo, estanques con peces de colores chillantes y una emblemática arquitectura japonesa con puentes y puertas de madera), sino también en la indescriptible atmósfera de paz y tranquilidad que brinda a sus visitantes.

En el estanque viven peces característicos de Japón

No exageramos, en cuanto pongas un pie en este lugar vas a entrar automáticamente en estado zen. El parque es pequeñito, pero sumamente bello, y todo aquí está dispuesto para que te desconectes del caos citadino, ya sea que camines por sus veredas o simplemente te sientes en una banca a disfrutar del incesante canto de los pájaros y el sonido de la caída del agua.

Este es el lugar perfecto para desestresarte

Si bien no es un parque para ir a jugar futbol con la familia (no es el Parque Bicentenario), al fondo cuenta con un área de juegos infantiles supercuidada que pueden aprovechar muy bien los niños. Además, el lugar se siente muy seguro, y la colonia donde se ubica es muy tranquila y bonita; es fifí, pues. Se antoja también para ir con tu pareja e improvisar un día de campo con unos sándwiches y una copita de… agua o refresco, porque está prohibido tomar en la vía pública.

Cuenta con un área de juegos infantiles

Un parque japonés muy instagrameable

Por supuesto que para los amantes de las “selfies” este parque japonés no ha pasado desapercibido, y no los culpamos, el lugar tiene muchos rinconcitos muy fotografiables, especialmente el puente rojo de madera; tan es así, que en nuestra visita vimos no una, ni dos, sino tres sesiones de fotográficas (dos quinceañeras y una niña como de tres años vestida también como quinceañera). Así que no solo te llevarás una grata experiencia del parque, sino también una bonita foto de recuerdo.

El puente es el sitio favorito de los visitantes para tomar la foto del recuerdo

Según consta en una placa, el parque se inauguró el 14 de febrero de 1942, aunque su nombre oficial “Masayoshi Ohira” lo obtuvo hasta 1981, en honor al primer ministro de Japón que realizó una visita oficial a nuestro país. En enero de 2015 fue completamente remodelado, así que el parque está en perfectas condiciones, cuando puedas date una vuelta, te va a encantar.

El parque fue completamente remodelado en 2015


Parque Masayoshi Ohira

Corredores, col. Country Club Churubusco (a tres cuadras del metro General Anaya).

Redacción: equipo México Chulo.