Publicidad

La Basílica de Guadalupe es un lugar especial -para los creyentes y ateos por igual-, es un lugar de culto y un recinto en el que se respira agradecimiento y fe en cada paso. Es visitada por millones de personas de todas partes del mundo -le gana solo la Basílica de San Pedro-, lo que la hace una parada obligada si andas de visita por CDMX, ¡ven, te llevamos de paseo!

Villa2

Aquí la Nueva y antigua Basílica de Guadalupe

Más conocida como La Villa

Desde que llegas su enorme atrio te asombrará, a lo lejos es claro divisar su majestuosa construcción -alguna vez escuchamos decir a alguien que su diseño parecía una carpa de circo, ja, cuestión de percepción-. Entrar es sentir un cúmulo de sensaciones y sentimientos; paz y asombro de lo que se admira. Aquí lo mismo ves a bebés con días de nacidos, que ancianitos que apenas pueden caminar, eso sí, felices de estar aquí. La Villa abre a las 6 de la mañana y cierra a las 9 de la noche y hay misa cada hora. Te aconsejamos ir temprano, santiguarte y tomar misa -hazlo no te caerá nada mal-. Ya sea que tomes misa o solo vayas de mirón, te recomendamos pasar por debajo de la imagen de la Virgen de Guadalupe, a través de su andador eléctrico, la vista que se tiene desde ese ángulo es maravillosa.

Villa3

Interior de la Basílica de Santa María de Guadalupe

¡Ojo! La Villa tiene un estacionamiento enorme donde puedes dejar tu auto, pero afuera hay chicos que te dirán que no está funcionando, así que ¡no los peles!

Villa4

Esta vista es inigualable

Museo de la Virgen de Guadalupe

Así como leíste, hay un museo que fue inaugurado en 1941 y está ubicado a espaldas de la Basílica Antigua. Aquí se muestran imágenes de la Virgen de Guadalupe de todo tipo, así como regalos que personalidades como toreros, presidentes, reyes y artistas han dejado personalmente como agradecimiento a la virgen del Tepeyac. Algo chistoso que nos pasó, es que parte de la construcción está ladeada -el peso de la iglesia, el suelo y los años han hecho de las suyas-, así que en algunos momentos sentirás que caminas un poco de lado. Tu visita estará resguardada por personal del museo que te guiarán por todo el inmueble con una actitud muy cordial, todo por 10 pesitos que es lo que cuesta la entrada.

Publicidad
Villa5

Pasillo principal

La entrada principal se encuentra llena exvotos guadalupanos hechos en láminas, estampas, fotografías, entre otros

VIlla6

Se inauguró el 12 de octubre de 1941

Cerrito del Tepeyac

Es la última parada de la visita a La Villa, en el punto más alto se encuentra la Capilla del Cerrito. Si vas con personas poco atléticas lo mejor es que vayan despacito, hay pequeñas bancas para descansar entre cada escalinata. Es rápido, te tomará a lo mucho 20 minutos; si llegas sediento, no te preocupes hay una área de puestos donde venden bebidas, dulces, nieves y recuerditos de todo tipo. Ya arriba podrás admirar el interior de la capilla, donde se muestran pinturas que narran la historia de las apariciones de la Virgen de Guadalupe. Además fue en este punto donde se dice, se le apareció la Virgen de Guadalupe el indio Juan Diego, hoy convertido en Santo.

Villa7

Sube rápido o despacio, ¡pero sube!

Créenos, seas creyente o no, este paseo es obligatorio, por cultura, por mitote o por curiosidad. ¡Visítalo!

Basílica de Guadalupe
Plaza de las Américas #1, CDMX
Horario 6:00 a 21:00 hrs
Estacionamiento $24 la hora

Publicidad

Redacción: equipo México Chulo.