9   +   6   =  

Si has ido al Centro Histórico de la Ciudad de México y no has visitado este lugar, te estás perdiendo de conocer un sitio de verdadera tradición. Café El Popular ha sobrevivido al auge de restaurantes, antros, bares y cafés que se ha dado en la última década en el Centro Histórico, y todo gracias a que aun conserva su esencia. Estas son las seis razones del por qué tienes que visitarlo:

1   Café El Popular es un restaurante de tradición

Tiene 70 años dando servicio pues se inauguró en 1948. Fue Luis Eng Fui, un señor de origen chino, quien abrió las puertas de este lugar. Su concepto era totalmente de cocina china que incluía obviamente pan chino y café, pero poco a poco introdujo platillos mexicanos en el menú. Esta fusión le dio éxito.

2   El menú es muy extenso y a precios accesibles

La carta es amplia y el menú como dirían popularmente es “bueno, bonito y barato”. Tienen paquetes de desayunos y comidas, así como menú del día. La mayoría son platillos tradicionales mexicanos como chilaquiles, enfrijoladas, huevos al gusto, así como hígado encebollado, carne a la tampiqueña, costilla, enchiladas de mole negro, tamales oaxaqueños, hasta hamburguesas con papas. Y de postre, plátanos fritos o fresas con crema, pero lo más popular es el pan (que conserva cierta esencia del pan chino), así como el café con leche. Los paquetes son sumamente recomendables porque te incluyen una bebida y bolillos. Y lo mejor, es que los precios son totalmente accesibles.

Carne a la tampiqueña con huevo estrellado

3   Sabor casero

Este es uno de los puntos más importantes porque los platillos tienen sin duda son sabor casero. Te aseguramos que te jambarás todo. Además, en su menú de comida corrida ofrecen platillos con ingredientes de temporada y muy mexicanos (por ejemplo, carne de puerco en pasilla con acoyote). Los chilaquiles rojos son deliciosos por la sazón de la salsa.

Chilaquiles con huevo revuelto

4   Está abierto las 24 horas del día

Es de los pocos lugares en CDMX que están abiertos las 24 horas. Por lo tanto, puedes ir a desayunar, comer, cenar, o después de salir de la fiesta si es que andas por el Centro. Los fines de semana está hasta el full por las mañanas y tardes, por lo que tienes que esperar turno.

5   Por su pan y café con leche

El pan es uno de los mejores motivos. Está recién horneado y tienes la opción de acompañarlo con el tradicional café con leche o con un café americano. En esta temporada tienen Pan de Muerto, y lo mejor es que está recién salido del horno, calientito sabe mejor.

 

Pan de Muerto recién horneado

6   Es el lugar que trae recuerdos

Los años pasan y la mayoría de quienes lo visitan tienen recuerdos de ese lugar. Ya sea que iban de niños a desayunar con sus papás después de ir de compras al centro, o a tomar café con una amiga durante su tiempo de prepa o universidad, o a comer algo después de una buena fiesta. El lugar se conserva y sigue con las historias de quienes lo visitan. De hecho, se dice que Gabriel García Márquez y Fidel Castro visitaban Café El Popular.

Pan relleno con chispas de chocolate

Para tomar en cuenta:

  • Solo aceptan efectivo.
  • Tienen dos locales. El más pequeño fue el primero y tiene menos espacio, pero está igual de rico.
  • Pide agua de naranja, es deliciosa porque es totalmente natural, nada de jugos artificiales.
  • No esperes que vendan comida china. Nos atreveríamos a decir que lo único “chino” que conservan –y un poco– es el pan.
  • Hay menú infantil.

 

Hamburguesa del menú infantil

Café El Popular
Av. 5 de mayo 50 y 52. Col. Centro Histórico.
Lunes a domingo de 13:00 a 24:00 horas.
Costo: $100.