Dicen que en esta vida se debe “Desayunar como rey, comer como príncipe y cenar como mendigo”, y eso queda claro en Fonda Doña Blanca. Un lugar que desde el 2010 ofrece desayunos y comidas que nos han hecho regresar y regresar.

Desayunos caseros

Ahí te va, desde que llegas tu café calientito, tu jugo de papaya con guayaba y tu pieza de pan te dan la bienvenida. Tiene un menú de platillos para desayunar más grande que cualquier otro lugar en su tipo; hay para todos los niveles de hambre, desde unos huevos estrellados o hot cakes, hasta unos chilaquiles toluqueños o aztecas –que por cierto, no hemos visto a alguien que se los acabe completamente–, pero lo mejor de este lugar es disfrutar en cada platillo ese sazón de casa, así como si uno mismo lo hubiera cocinado.

Por las tardes, solo entre semana, cuenta con un menú de comidas que cambian diario, no tan grande como el matutino, pero igual de rico. Fonda Doña Blanca es de esos lugares que te hacen creer nuevamente en el concepto de bueno, bonito y a buen precio.

Doña_Blanca3

Sucursal de Río Nazas

Nuestros huevos favoritos son los Arroyito, Pedro y Motul; y de omelette, el Michell, Poblano y Mulato.

Fonda Doña Blanca, sencillo y acogedor

Además de su sabor casero, este lugar lo recomendamos por ser muy familiar, tienen todo limpio y en orden. Sus meseros son amables y muy eficientes, por lo que no tendrás que pedir más de una vez algo. Este restaurante tiene varias sucursales, la mayoría cerca del Ángel de la Independencia, aunque también hay uno en la Juárez, Condesa, Narvarte y el Centro Histórico. Así que ubica la más cercana y lánzate a probar su menú.

Doña_Blanca3

Huevos campesinos

Los desayunos completos van de los $60 a los $90; y las comidas de $80 y $85

Fonda Doña Blanca
Río Nazas 210, Lerma 271, Amoy 5, Támesis 5
Merchor Ocampo 12
Hamburgo 282
Veracruz 111
Carlos B. Zetina 2bis
Galveston 33
José Azueta 27

Lunes a viernes de 8:00 a 18:00 h, sábados y domingos de 9:00 a 14:00 h.

Redacción: equipo México Chulo