Kolobok es uno de los restaurantes más famosos y concurridos de Santa María la Ribera por una sencilla razón: es el único restaurante ruso de la colonia, y probablemente de Ciudad de México. Obviamente, el éxito de este lugar no solo se debe a su origen ruso, sino también a su comida de sazón casera, honesta y sin pretensiones. Si aún no lo has visitado, ¡ya te tardaste, chavo!

Kolobok: un símbolo gastronómico de Sta. María la Ribera

La comida rusa no es tan exótica como pudiera imaginarse, si bien no son platillos convencionales, los sabores e ingredientes resultan bastante familiares. En la primera visita el menú puede resultar un tanto abrumador, así que mejor toma nota de nuestras recomendaciones.

Gulyásh, un platillo típico que no te puedes perder

Para abrir boca comienza con una ensalada rusa (esta sí es la auténtica, no la versión pirata que se hace en México) o con una de sus famosísimas empanadas, todas son muy ricas, tanto las dulces como las saladas, aunque nuestras favoritas son la hawaiana y la de manzana natural.

En el restaurante también podrás comprar algunos productos tradicionales de Rusia, como shapkas (gorras típicas rusas), playeras y las famosas matrioshkas.

Un platillo que definitivamente tienes que probar es la sopa borshch, que lleva carne de res, verduras, betabel y crema. Sí, sabemos lo que estás pensando: “¡sopa de betabel?”, pero créenos, la combinación de todos los ingredientes es exquisita, así que no seas coyón y atrévete a probar algo distinto, no te vas a arrepentir.

La sopa borshch es uno de los imperdibles de la carta

Para acompañar pide una cerveza rusa, o si quieres probar algo totalmente distinto, éntrale al ponche de pan fermentado.

En cuanto a los platos fuertes, los que más nos gustan son el befstroganof (puntas de filete con salsa cremosa), el gulyásh (fajitas de puerco con salsa de jitomate, acompañadas de espagueti y ensalada) y el típico pollo a la Kiev (pechuga empanizada rellena de espinacas y mantequilla, acompañada de puré de papa o ensalada).

Pollo a la Kiev, un clásico de la comida rusa

Por último, el pastel de miel es la estrella de los postres, tooodos aman el pastel de miel de Kolobok (amamos, kimosabi), y no los culpamos, está buenísimo, aunque también hemos probado el Syrnik (tortita de requesón con crema  y mermelada) y no desmerece para nada. 

Syrnik, postre típico ruso

El restaurante Kolobok se encuentra en el mero corazón de la Santa María la Ribera, enfrentito de la alameda del kiosco morisco, así que no hay pierde, cuando vayas a dar el rol por la colonia, no dudes en visitarlo, no te vas a arrepentir.


Kolobok

Salvador Díaz Mirón 87, esquina Dr. Atl., col. Sta. María la Ribera
Lunes a domingo de 10:00 h a 21:00 h
Costo promedio: $250

Redacción: equipo México Chulo