Las Ramonas son el centro garnachero de mayor tradición, variedad y calidad de Santa María la Ribera, no hay más. Esta es una recomendación que solo vas a encontrar en México Chulo, pues curiosamente no es el lugar más conocido de la colonia, ni siquiera por los mismos santamarienses. Hasta aquí ya no llegan los turistas y estudiantes que por lo regular solo visitan el kiosco Morisco y el Museo de Geología; pero créenos, si caminas una cuadra más, conocerás uno de los mejores sitios que tiene el barrio para comer toda clase de garnachas.

Pura calidad: tacos al pastor con piña

Las Ramonas: las mejores garnachas desde 1963

Así es, el lugar tiene más de 50 años dando servicio. Comenzó en un local pequeñito de 3 x 2 metros en donde solo vendían aguas, jugos y licuados, pero ahora es todo un centro garnachero que sirve cualquier antojito que se te ocurra: tacos, tortas, quesadillas, sopes, pambazos, gorditas, flautas, tostadas, pancita, pozole… ¡uf, lo que quieras!

¿Qué tal un pambazo?, lo puedes pedir con diferentes guisados

Si vas por primera vez dale un llegue directamente a los tacos, nuestros favoritos son los de pastor (pura carnita de cerdo bien sazonada, sin gorditos ni cebolla), acompañados con su respectivo trozo de piña, con “pasto” y “llorona”; y si los tacos te son insuficientes, entonces atáscate una gringa. Los de machitos y de cabeza son una chulada, pero también hay de tripa, sesos, suadero, bistec y alambre.

Si eres de buen diente, pide una torta al pastor con queso

En la estación de tortas están las clásicas de milanesa, pierna, jamón y pastor con queso (buenísima), entre otras; además de flautas y tostadas de pata y tinga. En cuanto a las demás garnachas hay una gran variedad de sopes y quesadillas (chicharrón, huitlacoche, picadillo, carne, tinga, rajas, picadillo, hongos, etc); si eres de buen diente pídelas con doble guisado. Los platos especiales son el pozole y la pancita, esta última solo se vende sábados y domingos.

¡No te vayas sin probar las aguas!

Las aguas de sabores son imperdibles

Las aguas, jugos y licuados son parte fundamental del negocio, de hecho, se llaman Las Ramonas por un agua del mismo nombre que preparan con alfalfa, piña, guayaba y limón (deliciosa y superfresca). Así que cuando vengas, olvídate de los refrescos y pide un agua de frutas (melón, sandía, piña, entre otras) o alguna especial, como la ya mencionada Ramona, una Conga (melón, papaya, piña y plátano) o una Princesa (piña y fresa), todas son muy ricas.

Los colonos también conocen este lugar como “La Granadita” o “Los Parados”.

Por si fuera poco, también venden unos cocteles de frutas maravillosos, de esos atascados que llevan pinche mil frutas, miel, granola, crema batida y chispas de chocolate. Si un día pasas temprano por la mañana y quieres desayunar ligero (ajá), jámbate uno de estos cocteles.

La estación de quesadillas

¿Ya ves por qué decimos que Las Ramonas son el centro garnachero de Santa María la Ribera? La próxima vez que andes por la colonia o que manden a tus hijos al Museo de Geología date un rol por este lugar, no te vas a arrepentir. Y conste que nosotros te lo recomendamos primero.

Las Ramonas
Jaime Torres Bodet 220, esquina Eligio Ancona, col. Santa María la Ribera.
Martes a domingo de 8:00 a 22:00 h.
Costo promedio: $80

Escrito por: Jonathan Aguilera