En esta temporada todo mundo hace su lista de “los mejores panes de muerto de CDMX”, nosotros no. En vez de eso, decidimos hacer un ejercicio mucho menos ambicioso, pero más honesto: visitamos ocho panaderías del centro de la ciudad para degustar un sabroso pan de muerto, y comparamos sabor, calidad y precio.

Los lugares fueron elegidos arbitrariamente (guiados solamente por nuestro instinto gastronómico, que no es poca cosa). Algunos nos sorprendieron, otros nos decepcionaron. Pero para qué hacerte el cuento largo, esto fue lo que encontramos de acuerdo con nuestro nada objetivo criterio, porque al final, cada quien decide cuál es el mejor pan de muerto de México, del mundo o del universo.

Da Silva

Teníamos altas expectativas de Da Silva que tristemente no se cumplieron. Y no es que su pan de muerto sea malo, es solo que esperábamos mucho más; pero no, no tiene nada espectacular, nuestra reacción fue: “mmm… ñe, el que sigue”. Por lo que sí sobresale es por el precio, 36 pesotes por una pieza individual. Ya ni preguntamos por el grande.

Da Silva (Centro)
Bolívar 18, local A, esq. 5 de mayo, col. Centro Histórico.
Precio pieza individual: $36

Pan de muerto 2

Pan de Muerto de Da Silva

Agua y Sal

Aquí sí encontramos buena relación calidad-precio. Para empezar, el pan de muerto viene envuelto en una bolsita de celofán muy mona, como envuelto para regalo. El pan está esponjosito, tiene buen tamaño y un sutil sabor a azahar. Hay tres sabores distintos: azahar, nuez y chocolate amargo; solo probamos el primero.

Agua y Sal
Versalles 53, col. Juárez.
Precio pieza individual: $23

Pan de muerto 8

En Agua y Sal te lo entregan como para regalo

Superama

Este pan de muerto resultó el más cumplidor. Es bueno, bonito y barato. Tiene buena textura, buen tamaño y un sabor mantequilloso muy rico, sin mayores pretensiones. Si no te quieres desgastar buscando “el mejor pan de muerto”, esta es la opción. Nos queda claro que a veces lo más sencillo es lo mejor.

Superama (Sena)
Río Balsas 23, col. Cuauhtémoc.
Precio pieza individual: $11.50

La Esperanza

Desde que lo vimos en la charola supimos que no iba a estar bueno. Está pálido, flaco (desinflado) y no tiene el mejor aspecto, parece que lo hubieran hecho al chilazo. De sabor anda en las mismas, se siente masudo, como si no se hubiera terminado de cocer. Cuesta 16 pesos, pero sabe como si costara 5. Si pones este pan en tu ofrenda, a tus muertos no les van a dar ganas de regresar.

La Esperanza (Bolívar)
Bolívar 16, col. Centro Histórico.
Precio pieza individual: $16

Pan de muerto 7

Pan de Muerto de La Esperanza

Rosetta

Aquí sí se nota la onda gourmet. Sin duda, la calidad de este pan de muerto es superior a la de los demás. Al cortarlo se percibe un exquisito aroma a azahar y romero. Es consistente por fuera y esponjoso por dentro, perfecto para sumergirlo en una taza de chocolate caliente. Pero lo bueno cuesta, y este también fue el pan más caro de todos ($45). Los vale, aunque de todas formas duele el codo.

Rosetta (Colima)
Colima 179, col. Roma norte.
Precio pieza individual: $45

Pan de muerto 4

La versión gourmet de Rosetta es una delicia

La Suiza

Visualmente está bien chulo, tiene bien definidos los huesitos y el cráneo. El sabor no fue tan convincente, está rico, pero no tiene el sabor típico del pan de muerto, sabe a otra cosa. Donde sí salió reprobado fue en el tamaño (mini, ni para tapar una muela) y en el precio ($38). En resumen: muy caro para lo pequeño que es.

La Suiza
Parque España 7, col. Roma norte.
Precio pieza individual: $38

Pan de muerto 5

El de La Suiza viene en versión mini

Café El Popular

Este pan también es un campeón, pues tiene la mejor relación calidad-precio-sabor-tamaño. No es gourmet como el de Rosetta, pero ni falta que le hace. Tiene todo lo que se espera de un pan de muerto: tamaño generoso, sabor a mantequilla y suave consistencia, todo por módicos $20. Si andas por el Centro Histórico, ni le busques, este es el bueno.

Café El Popular
5 de Mayo 50 y 52, col. Centro Histórico.
Precio pieza individual: $20

Pan de muerto 6

Buenísimo el pan del Café El Popular

El Cardenal

Todo mundo sabe que el pan de El Cardenal es ¡de-li-cio-so!… excepto su pan de muerto. Obviamente no lo sabíamos, así que la decepción fue mayúscula. El pan está apelmazado, como si lo hubieran comprimido, y no tiene buen sabor, ni a azahar, ni a mantequilla ni a nada. Tal vez, como lo pedimos para llevar nos dieron un pan viejo, pero ese no es nuestro problema.

El Cardenal (Palma)
Palma 23, col. Centro Histórico.
Precio pieza individual: $27

Conclusiones

La verdad es que no tiene caso andar buscando “el mejor pan de muerto de la ciudad”. El mejor siempre será el que quede cerca de tu casa y se ajuste a tu presupuesto y a tu paladar. Eso sí, descubrimos que cuando lo chopeas con un buen chocolate caliente (de preferencia amargo, con el azúcar del pan es más que suficiente) el sabor se potencializa a niveles celestiales.

Redacción: equipo México Chulo.