Publicidad

En México utilizamos esta expresión para indicar precaución o cuidado, por ejemplo:

  • ¡Aguas! No se te vaya a caer el dinero.
  • Ahí hay un escalón, ¡aguas!

Checa también:

La lucha libre es el espectáculo ideal para gritar un montón de ¡aguas!

Publicidad