La expresión de ¡ah, jijo! se utiliza para demostrar sorpresa o asombro hacía algo. Por ejemplo:

  • ¡Ah, jijo! Casi no llego al trabajo”
  • “La Tierra tiene más de 4567 años de vida, ¡ah, jijo!, son muchos años”

Checa también:
Si te gustan los lugares con belleza natural, visita El Cedral, ¡ah, jijo!, qué lugar tan bello.

Con información de la Academia Mexicana de la Lengua.