Publicidad

No se sabe a ciencia cierta el origen del dicho pero proviene de las palabras ‘dime’ y ‘te diré’, y esta última se fue transformando hasta ‘diréte’. Y de aquí se transformó.

Este dicho se refiere a discusiones, comentarios y habladurías entre dos o más personas, con intercambio de opiniones, réplicas, y contrarréplicas:

  • Entre tantos dimes y diretes aun no llegamos a un acuerdo.
  • La junta se realizó entre muchos dimes y diretes.

Checa también: 
Sin tantos dimes y diretes alimenta bien a tu perro y conoce cuáles son los alimentos que no debe comer

Publicidad