La expresión de hasta el copete se utiliza para referirse a que algo ha llegado a su límite, qué está a su máxima capacidad. Por ejemplo:

  • “Me insiste tanto que ya me tiene hasta el copete
  • “Ese restaurante es muy rico, pero siempre está hasta el copete

Checa también:

Las carnitas de El Abanico siempre están hasta el copete, pero son deliciosas, ¡pruébalas!