En México se utiliza el mexicanismo de lorenzo para referirse a una persona que no está en su juicio. Por ejemplo:

  • “Mi vecino está un poco lorenzo, se la pasa hablando solo”
  • “Me encantan los deportes extremos, creo que estoy lorenzo

Checa también:

Si la gente dice que estás lorenzo, diles que sí y sumérgete en los profundos cenotes de Homún.

Con información de la Academia Mexicana de la Lengua.