Publicidad

En México se utiliza la palabra regatear a la acción de negociar un precio con la intención de bajar su costo lo más que se pueda. Por ejemplo:

  • “A mí no me gusta regatear a los artesanos, yo pago lo justo”
  • “Si se trata de regatear, Juan es un experto”
  • “Vamos a regatearle al taxi porque nos quiere cobrar de más”

Checa también:

Entrada Relacionada

En el mercado de Jamaica los precios de las flores son tan bajos, que es imposible regatear.

Publicidad

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia