Chef’s Table es una estupenda serie documental de Netflix que cuenta las historias de éxito de algunos de los chefs más aclamados del mundo. Vale la pena ver los 22 capítulos disponibles, pero si no eres tan fanático de los temas culinarios, por lo menos tómate una tarde para ver estos 5 episodios que están bien rifados.

Massimo Bottura (Chef’s Table, temporada 1, episodio 1)

Antes de convertirse en el chef más prestigiado de Italia, Massimo Bottura era considerado poco menos que un traidor, pues cometió la osadía de meterse con la comida tradicional italiana.

Chef Massimo Bottura

¿Qué pensarías si un día fueras a comer tacos al pastor y en vez de una orden de 5 tacos te llega a la mesa un plato con 5 puntitos de espuma? Pues lo mismo pensaron los italianos cuando iban a comer a Osteria Francescana, y en lugar de un vasto plato de pasta Massimo les servía 6 pequeños tortellini.

5 edades del parmesano

Este capítulo nos revela esa genialidad de Massimo Bottura y nos explica por qué la propuesta del chef no es una ocurrencia, sino una verdadera evolución de la cocina italiana que confrontó a los comensales. A la par, veremos los procesos creativos en la elaboración de los platillos, así como la producción artesanal del queso parmigiano reggiano y de la pasta tradicional italiana.

Francis Mallmann (Chef’s Table, temporada 1, episodio 3)

La historia del chef Francis Mallmann es profundamente inspiradora no solo por el éxito que ha tenido en la gastronomía, sino también por su filosofía de vida. Estamos frente a una especie de gitano que construyó su carrera culinaria a partir de un intrínseco espíritu de libertad, por eso, asegura, le gusta cocinar en lugares remotos: “Trato de decirles [a sus discípulos] que dejen la silla, el sillón, la oficina y salgan”.

Cordero patagónico al asador

Y mientras se nos cuenta esta historia, la cámara nos deleita de principio a fin con los impresionantes paisajes naturales de la Patagonia, donde el chef tiene su propia isla (“La Isla”, en el lago La Plata). Ahí lo vemos cocinando platillos increíbles (en este episodio en particular se te va a hacer agua la boca) de la manera más rústica posible, pero con un asombroso dominio del fuego. Todo este capítulo es una delicia.

Chef Francis Mallmann cocinando a la parrilla

Magnus Nilsson (Chef’s Table, temporada 1, episodio 6)

Fäviken —el restaurante de Magnus— se encuentra en uno de los lugares más remotos de la tierra, en Suecia. Para llegar se debe tomar un vuelo a Trondheim (Noruega) o a Östersund (Suecia), las ciudades más cercanas; después hay que rentar un auto y conducir por una carretera que atraviesa los fiordos, hasta llegar a la cabaña sueca donde se encuentra el restaurante, el cual apenas tiene lugar para catorce comensales.

Chef Magnus Nilsson

El viaje hasta Fäviken es solo parte de la experiencia. El chef rescató antiquísimas recetas nórdicas y procesos de conservación de los alimentos (en invierno no crece nada en aquella región) para agasajar a sus clientes con un menú degustación de 30 tiempos con productos únicamente de temporada. Para Magnus Nilsson “un plato nunca será mejor que el ingrediente, esa es la diferencia entre lo bueno y lo fantástico”.

Restaurante Fäviken, Suecia

Jeong Kwan (Chef’s Table, temporada 3, episodio 1)

Esta es una de esas historias que te vuela los sesos (en sentido figurado, claro está). Después de la muerte de su madre, cuando apenas tenía 17 años, Jeong decidió dejar todo e irse a vivir una vida de asceta en un templo budista, donde, después de varios años, se convirtió en monja.

Chef Jeong Kwan

Jeong no es chef en el sentido ortodoxo de la palabra (aunque sus platillos están a la altura de cualquiera de los mejores restaurantes del mundo), cocina únicamente para ella y para las monjas que viven en el retiro perpetuo en un monasterio situado en medio de las montañas, en Corea del Sur.

Baru Gongyang (comida formal monástica)

A lo largo de este episodio veremos la conexión espiritual que tiene esta mujer con la comida (“no hay diferencia entre cocinar y buscar el camino del buda”, dice al principio del programa), y cómo lo transmite a través de sus platillos, que visualmente son una obra de arte.

Ivan Orkin (Chef’s Table, temporada 3, episodio 4)

En México, cuando el alumno le quiere enseñar al maestro, solemos decir que “le quiere enseñar a hacer chiles a la Herdez”. Y eso es precisamente lo que hizo este inquieto y desorientado judío neoyorquino: se fue a vivir a Japón y abrió un restaurante de ramen en Tokio, una ciudad que tiene poco más de 80 000 tiendas de ramen. ¡Una completa locura!

Chef Ivan Orkin con su esposa Mari

La historia del chef Ivan es una historia de persistencia y resiliencia (su esposa murió sorpresivamente cuando estaba embarazada de su segundo hijo), y aunque le tomó muchos años encontrar algo que verdaderamente le apasionara, finalmente le llegó el éxito en grande.

Tokyo Shio Ramen

No te culpamos si después de ver este episodio quieres salir corriendo a comerte un delicioso y vasto plato de ramen (mmm, de hecho, ya se nos antojó).

Chef’s Table
Serie exclusiva de Netflix (4 temporadas)

Escrito por: Jonathan Aguilera