Publicidad

“Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central” es uno de los murales más famosos de Diego Rivera y, sin embargo, es probable que también sea uno de los menos visitados por la gente, a pesar de que el Museo Mural Diego Rivera —el recinto donde se exhibe—, está en el corazón de Ciudad de México. Si aún no lo has apreciado en vivo y a todo color (o ya pasaron más de 10 años desde la última vez), no te hagas guaje y lánzate a conocerlo, es más bello de lo que te imaginas.

El mural fue pintado por Diego Rivera en 1947

Museo Mural Diego Rivera y el sueño que se negó a morir

El museo se construyó exclusivamente para resguardar el mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”, el cual se encontraba originalmente en el Hotel del Prado, un imponente y lujoso edificio inaugurado en 1947, el cual tenía una ubicación privilegiada frente a la Alameda Central.

Ubica a todos los personajes del mural en la guía que está en la entrada

En dicho hotel se hospedaban prominentes personajes de México y el extranjero, y en sus suntuosos salones Candiles y Versalles llegaron a presentarse artistas como Edith Piaf, Barry White y Agustín Lara. Sin embargo, luego del terremoto ocurrido en Ciudad de México el 19 de septiembre de 1985, el edificio presentó severos daños estructurales, por lo que tuvo que demolerse.

El mural mide 15.67 m de largo y tiene una superficie de 70 m².

Publicidad

Pero antes de su demolición había que salvar las obras que resguardaba, entre ellas, el mural de Diego Rivera, que únicamente había sufrido algunas fisuras. Así, luego de minuciosos trabajos de restauración y un titánico traslado, el 19 de febrero de 1988 los mexicanos pudieron apreciar nuevamente la majestuosa obra del pintor mexicano, ahora en su casa definitiva: el Museo Mural Diego Rivera.

No seas pichicato y paga el permiso para tomar fotos

¿Ontá el museo?

El museo se encuentra a unos pasos del metro Hidalgo. Probablemente has caminado muchas veces por ahí sin darte cuenta de su existencia, y no te culpamos, el recinto pasa fácilmente desapercibido debido a que está en medio de varios puestos ambulantes, una pista de baile donde le dan duro al zapateado principalmente personas de la tercera edad, y un par de jardineras que son el escenario de intensas partidas de ajedrez. Pero una vez que atravieses esa romería, habrás llegado al “sueño” prometido.

También hay conciertos y recitales de piano

Tómalo en cuenta…

  • Complementan la exposición del mural una serie de fotografías históricas de la Alameda Central, el Hotel del Prado y el terremoto de 1985, las cuales dan un contexto completo de las diferentes etapas por las que ha pasado la obra.
  • En el museo hay otros espacios donde se montan exposiciones temporales durante todo el año.
  • También hay concierto y recitales de piano, consulta su página de internet para conocer la cartelera mensual.
  • Si quieres tomar fotos tienes que pagar un permiso que cuesta $5 (no seas pichicato y págalos). El permiso de filmación cuesta $30 y la visita guiada $20.
El museo está a un costado de la Alameda Central

Museo Mural Diego Rivera
Balderas y Colón s/n, Centro Histórico.
Martes a domingo de 10:00 a 18:00 h.
Costo: $35 público en general. 50 % de descuento con credencial ICOM. Domingo entrada libre.

Redacción: equipo México Chulo.

Publicidad