¡Llegó la hora de poner la ofrenda del Día de Muertos! Ese altar que cada año nos da la oportunidad de sentir esa conexión con los seres que ya estiraron la pata, y mostrarles que aún después de su partida los seguimos recordando.

La ofrenda, una tradición milenaria

En la cultura prehispánica la muerte era considerada una deidad que se veneraba y respetaba; y a través de la ofrenda era la única manera en la que se podía seguir teniendo contacto con los muertos. En esa época las ofrendas eran diferentes a como hoy las conocemos, ya que se utilizaban elementos como sacrificios humanos, cráneos reales y rituales más elaborados. Fue el México Colonial quien le otorgó a la ofrenda de Día de Muertos los elementos con los que estamos más familiarizados.

Ofrenda4

Ofrenda llena de color y tradición

Hoy las ofrendas pueden tener muchas variantes, por ejemplo, la región donde se celebre, el presupuesto, la imaginación de quien la ofrenda y hasta el espacio con el que se cuente; pero eso sí, hay elementos que no deben faltar al momento de ponerla, así que ¡anótale!

Luz

Será la encargada de iluminar el camino de las ánimas, así que debes poner una veladora por cada ser que se ha ido. Ellos la ´toman´ para seguir su camino y así llegar al plano que les corresponde. Dicen que son 7 niveles, y conforme te hayas portado en vida será el plano que te toque.

Agua

Es la fuente de la vida, por lo que es muy importante que tu altar tenga varios vasos con agua. Se dice que los difuntos caminan mucho en busca del descanso eterno, por lo que están sedientos, así que un sorbo de agua será un bálsamo para continuar su andar.

En el México Antiguo, el Día de Muertos se celebraba el 8 y 28 de agosto, pero por cuestiones de evangelización se cambió al 1 y 2 de noviembre

Flor de cempasúchil

Por muy pequeña que sea tu ofrenda esta flor es obligatoria, ya que su color y olor guiará a los difuntos para que puedan llegar al plano terrenal y así disfrutar de la ofrenda en su honor. Si tienes espacio coloca una cruz al pie del altar y un camino de pétalos para guiarlos hasta ahí.

Cempasuchil

Cempasúchil significa ´mil flores´

Coloca un arco de cempasúchil sobre tu altar, es la fiel representación de la puerta que conecta el mundo de los muertos con el mundo de los vivos

Copal e incienso

Estas resinas vegetales son un elemento que limpia, purifica el ambiente y aleja a los malos espíritus, además, se dice que los difuntos se alimentan del aroma. Aunque a muchas personas no les gusta, ¡préndelo aunque sea unos minutos, es parte del ritual!

Sal

Es un elemento de purificación y ayuda a que el ánima no se corrompa en su viaje de ida y vuelta.

Calaveritas

Se usan para designar el lugar de cada uno de los difuntos, algunas personas hasta las personalizan con nombres. En algunas regiones las colocan para demostrar que lo único seguro es la muerte. Puedes encontrar elaboradas de azúcar, tamarindo, amaranto, chocolate y hasta de cerámica, por si no quieres estar comprando cada año.

Calaveritas

Esta representación de la calaca no puede faltar

Papel picado

Se usa para representar el elemento del aire y para darle color a esta festividad, los más usados son el morado, que representa el luto, y el negro, que simboliza el inframundo.

Pan de muerto

Es uno de los elementos más preciados y la iglesia lo presenta como el ´cuerpo de Cristo´; se dice que es mayormente tomado por las ánimas que van de paso y a las cuales no les pusieron ofrenda, ¡ay, pobres!

pandemuerto

Pan de muerto tradicional

Comida y bebida

Se dice que para llegar al Mictlán –donde se encuentra el eterno descanso–, el difunto camina cuatro años para llegar, por lo que regresa a casa (cada Día de Muertos) para comer un poco de aquello que lo llenaba de energía para seguir su andar. Por eso, parte de los alimentos que se colocan en el altar son los platillos favoritos de los difuntos, para que ellos se lleven solo su esencia.

Ofrenda7

El tamaño de la ofrenda lo decides tú

Muchas culturas consideran que un buen atole blanco de maíz hará que nuestro difunto no pase hambre todo el año

No importa el tamaño que tenga tu ofrenda del Día de Muertos, procura que cuente con todos los elementos para apapachar a los que vienen del más allá, lo único que sí importa es que nunca se pierda esta celebración tan especial.

Redacción: equipo México Chulo.