Publicidad

La historia de esta exposición bien podría ser material para una película de Hollywood, pues es todo un relato de suspenso (con balacera incluida) en el que 169 pinturas y grabados de Orozco, Rivera y Siqueiros pertenecientes a la Colección Carrillo Gil pudieron perderse para siempre.

La muestra incluye obras extraordinarias de José Clemente Orozco

Justamente de eso se trata Orozco, Rivera, Siqueiros. La exposición pendiente, una muestra que debió inaugurarse el 13 de septiembre de 1973, en el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile, pero que no se llevó a cabo debido a que dos días antes de su apertura tuvo lugar el brutal golpe de Estado comandado por Augusto Pinochet (el 11 de septiembre de 1973), que culminó con el derrocamiento del entonces presidente de Chile, Salvador Allende.

“Torso femenino” y “Zapata. Estudio para el mural del Castillo de Chapultepec”, de Siqueiros.

Orozco, Rivera, Siqueiros. La exposición pendiente: una historia digna de Hollywood

La exhibición presenta 60 de las 169 obras que incluía la muestra original, acompañadas de una serie de documentos y materiales audiovisuales que dan cuenta del contexto histórico en el que estuvieron en grave riesgo de perderse las obras de la Colección Carrillo Gil.

Los documentos y fotografías dan cuenta del momento histórico de aquel entonces

Las obras regresaron a México 15 días después, junto con más de 350 exiliados, entre ellos, la viuda y las hijas de Salvador Allende

Publicidad

Litografías de David Alfaro Siqueiros

Parte fundamental de estos materiales son las notas y manuscritos de Fernando Gamboa, curador en ese entonces de la muestra; así como los audios que grabó (por nada del mundo te los vayas a perder), en los que narra lo que está sucediendo, mientras de fondo se escucha el último discurso de Salvador Allende y las ráfagas de los disparos al Palacio de la Moneda. El audio es escalofriante.

Tómate el tiempo para escuchar los audios de Fernando Gamboa, son impresionantes.

Y por supuesto, la exposición vale mucho la pena por las extraordinarias obras de los artistas mexicanos, entre las que destacan varias pinturas cubistas de Diego Rivera y cuadros fascinantes como “Cristo destruye su cruz”, de José Clemente Orozco, y el “Torso femenino”, de David Alfaro Siqueiros. En total son 60 obras, entre óleos, litografías y tintas.

Orozco, Rivera, Siqueiros. La exposición pendiente
Museo de Arte Carrillo Gil
Av. Revolución 1608, col. San Ángel.
Martes a domingo de 10:00 a 18:00 h.
Hasta el 5 de mayo.
Costo: $50. Domingo entrada libre.

Redacción: equipo México Chulo.

Publicidad