La expresión de ¡ay, nanita! se utiliza en México para indicar miedo. Por ejemplo:

  • “La puerta se abrió sola, ¡ay, nanita!, córrele”
  • ¡Ay, nanita!, me chocan las películas de terror!

Checa también:
En el Panteón Inglés de Real del Monte, seguro dirás ¡ay, nanita!

Con información de la Academia Mexicana de la Lengua.